En duelo

Hoy es el día de estreno de nuestro documental “Sin prisa pero sin pausa”. Un día -después de muchos días de trabajo- de alegría. Y sin embargo esa alegría, después de meses de preparación, no irradia con la luz que debería hacerlo. Está oscurecida. Estamos entristecidos. Dolidos. En duelo. Y sí, incluso con rabia.

No necesitamos subir aquí la foto actual del niño de tres años ahogado. Seguramente ya la han visto lo suficiente. Esta imagen es un terrible resumen de todos los muertos que no mata el mar, sinó la política europea que les impone tomar una decisión: arriesgar la vida para ganar otra.

Las personas ahogadas en las playas a las puertas de europa – no huyeron a Europa. Huyeron de (!) Europa. Huyeron de las consecuencias de la política exterior y económica europea, de sus acciones y de su falta de acción. El mundo ya está globalizado. Está globalizada la explotación. Están globalizados los flujos financieros. Están globalizadas las causas de la guerra, el hambre y la miseria. Cualquier causalidad económica pasa a través de cada límite de frontera. Sólo las personas no puede todavía elegir libremente donde les gustaría vivir. Para los seres humanos existen controles fronterizos, cercas de alambre de púas, “permisos” de residencia, deportación y muerte.

Hoy es el 3 de septiembre del año quince del siglo 21 y el mundo está en un estado miserable. Hoy nos alegramos de poder presentarles en el cine Acud un material que muestra cómo la gente globaliza la esperanza. La película documental no cambia el estado del mundo. Pero tal vez pueda donar algo de fuerza y confianza, que no sólo vale la pena modificar este mundo, sino que también existe un deber absoluto el hacerlo.

Viviana Uriona y Mark Wagner de la asociación libre Kameradistinnen

Añadir a favoritos el permalink.